Certificados

Contacto con los alimentos

 

Los productos SAGA que presentan el símbolo «B&C» están certificados como biodegradables y compostables por una organización independiente. Cumplen los requisitos de la norma UNE-EN 13432 en lo tocante a la compostabilidad en condiciones prácticas.

El Reglamento marco (CE) 1935/2004 (L338/4) estipula que los materiales en contacto con los alimentos deben resultar seguros. No deben transferir sus componentes a los alimentos en cantidades que puedan suponer peligro para la salud humana, alterar la composición de los alimentos de una forma inaceptable ni deteriorar el sabor ni el aroma de los productos alimenticios.

Si el artículo está destinado a entrar en contacto con los alimentos debe indicarse en la etiqueta o llevar el símbolo de copa y tenedor. En los casos en los que el contacto con los alimentos es obvio por la naturaleza del artículo, p. ej. cuchillos, tenedores o copas de vino, el etiquetado no es obligatorio.

Los productos SAGA están certificados como materiales adecuados para entrar en contacto con los alimentos por una organización independiente.

Temperaturas de uso máximas

Los productos SAGA que presentan este símbolo están destinados al uso en temperaturas relativamente elevadas, en hornos o electrodomésticos similares. La máxima temperatura de uso recomendada para estos productos es de 220 °C.

 

 

Biodegradabilidad y compostabilidad

Los productos SAGA que presentan el símbolo «B&C» están certificados como biodegradables y compostables por una organización independiente. Cumplen los requisitos de la norma UNE-EN 13432 en lo tocante a la compostabilidad en condiciones prácticas.

 

PEFC

El Consejo del PEFC (Programa para el reconocimiento de sistemas de certificación forestal, por sus siglas en inglés) es una organización no gubernamental, independiente y sin ánimo de lucro fundada en 1999 para la promoción de los bosques gestionados de manera sostenible a través de una certificación independiente. El PEFC ofrece a los compradores de productos de madera y papel una garantía de que su contribución promueve la gestión sostenible de los bosques.

El PEFC actúa sobre toda la cadena de suministro del bosque para fomentar buenas prácticas en la explotación forestal y garantizar que la madera en bruto y otros productos forestales se produzcan respetando los más elevados estándares ecológicos, sociales y éticos.

PEFC es un organismo coordinador. Su función es dar el visto bueno a sistemas de certificación forestal de cada nación desarrollados a través de procesos con varios participantes y adaptados a las condiciones y las prioridades locales.

 

La etiqueta del cisne

El cisne es la certificación ecológica oficial de los países nórdicos que demuestra que un producto constituye una buena elección para el medio ambiente.

Un papel resistente a las grasas etiquetado con el símbolo del cisne está entre los menos dañinos para el medio ambiente dentro de su grupo de productos, porque la etiqueta del cisne indica que el producto cumple estrictamente con los requisitos medioambientales.

Los requisitos impuestos se basan en un análisis del ciclo de vida del producto y se refieren a su producción, su uso y los residuos que genera. En el caso del papel resistente a las grasas, esto se consigue utilizando materias primas certificadas, pero también limitando el uso de productos químicos dañinos para el medio ambiente, con emisiones bajas a la atmósfera y las aguas y reduciendo el consumo de energía.

 

Kosher

Todos los productos SAGA son kosher, lo que significa que todos los ingredientes y los procesos de elaboración de los alimentos o los productos relacionados con ellos, respetan las leyes judías relativas a la alimentación. Las calidades del papel base (SAGA Bake, SAGA Cook y SAGA Pack) del que se obtienen los productos SAGA están certificadas por la organización Star-K, una de las mayores agencias de certificación kosher de Norteamérica. La certificación supone la autorización para presentar el símbolo Star-K en los envases de los productos SAGA.

 

Halal

Todos los productos SAGA producidos en Düren están clasificados como «puros» [tahir] y su uso está permitido por los reglamentos rituales islámicos, por lo que tienen la calificación «halal». Los productos SAGA cuentan con la certificación de un colaborador del Centro Islámico de Hamburgo (Imán Ali Mosque) residente en Bremen. La certificación supone la autorización para presentar el símbolo Halal en los envases de los productos SAGA.