Cordero de pascua. Para 4–5 personas

​El cordero asado es el rey de cualquier mesa durante la Semana Santa. Acompáñelo de verduras de raíz aderezadas al ajo. Prepare el unto y úselo para untar el cordero mientras se asa.

1,3 kg pierna de cordero deshuesada
1 cucharadita de sal
Pimienta negra
Mantequilla para freír

Para el unto:
200 ml de refresco de cola
50 ml de zumo de cereza
2 cucharadas soperas de salsa de soja
2 dientes de ajo
Pimienta negra recién molida
1 cucharadita de romero

Salpimiente la pierna de cordero, empleando pimienta negra recién molida. Funda la mantequilla en una tartera y dore la pierna friéndola y girándola en la tartera. Introduzca la pierna en una fuente para horno forrada con Papel para cocinar SAGA. 

Mida el refresco de cola, el zumo de cereza, la salsa de soja y viértalos en un bol junto con el ajo, picado fino. Agregue un poco de pimienta negra recién molida y el romero. Lleve la mezcla a ebullición para que reduzca un poco. Unte la pierna con el líquido. Inicialmente, hornee a 225 °C durante 15 minutos. Reduzca la temperatura a 125 °C y siga horneando hasta que la temperatura interior de la pierna sea 56–58 °C. Unte la pierna varias veces durante el horneado.

Retire la carne del horno y déjela reposar durante 15 minutos. Solo entonces, retire el termómetro de la carne y lonchéela.
Acompáñela de verduras de raíz asadas.